HISTORIAS DE “ZONA CUATRO”

(Tandil) Ponce: “Es un premio al esfuerzo de los jugadores”

Por Fernando Izquierdo, http:/Para: /eleco.com.ar fernandoizquierdo@hotmail.com

 

Unión y Progreso se proclamó campeón del torneo Lalo Alonso, de la Asociación de Básquetbol de Tandil, al derrotar en la final a Gimnasia y Esgrima. Tras ser cuarto en la fase regular, el tricolor superó las dos últimas instancias de play off en desventaja de localía (en semifinales doblegó a Independiente).

Luciano Ponce, integrante del cuerpo técnico junto a Carlos Zulberti, fue el entrenador de los de Villa Italia en la campaña.

En diálogo con El Eco de Tandil, “Lucho” compartió detalles del camino hacia la consagración:

“Fue una gran satisfacción, pudimos coronar con un título una seguidilla importante de partidos. Terminó el Provincial y al poco tiempo arrancamos con este torneo y con el de Olavarría. Lo fuimos llevando como pudimos, sufriendo algunas bajas. Recién en el tercer partido de la final pudimos contar con el equipo completo. En el transcurso del torneo fuimos acomodándonos como pudimos, con algunas ausencias y la inclusión de juveniles para completar. Quedamos cuartos en la fase regular, nuestros jugadores se fueron recuperando, haber llegado al título fue un premio al esfuerzo de los chicos”, comenzó narrando el exbase.

-La semifinal ante Independiente, el primero de la etapa regular, fue un paso clave hacia la conquista.

-Sí. Ellos venían de una seguidilla de triunfos en los partidos entre nosotros y ganarles fue importante. Fue imponernos en un clásico y al mismo tiempo quebrar una racha. Además, lo tomamos como un impulso de cara a la final. Después, vino Gimnasia, que hizo un torneo muy bueno.

-¿Establecieron prioridades al competir simultáneamente en el certamen de Olavarría?

-No. Los dos torneos se tomaron como preparación para el Provincial. Buscamos imponer cuestiones tácticas que implementaremos. Después, fuimos viendo hacia dónde nos iba llevando cada torneo. En el de Tandil llegamos al final y en el de Olavarría estuvimos cerca (N. de R.: Unión fue eliminado por Racing, en semifinales del Apertura). Pero siempre fuimos a los tumbos, no pudimos entrenar bien ni llevar los partidos de la forma que pretendíamos por no tener nunca el plantel completo, ni para entrenar ni en los juegos. Lo planteamos así, sin ponernos el objetivo de ganar los torneos, lógicamente cuando llegás a las instancias finales las querés ganar.

-En el torneo local suele haber equipos que están un escalón abajo. ¿Cuesta enfrentarlos sin contagiarse del desorden o la desprolijidad?

-Hay veces que sí. Uno trata de hacer las cosas lo mejor que puede, independientemente de quién esté adelante. Pero es importante que haya cada vez más equipos. Y para mí lo fundamental es agrandar la base, o sea las divisiones formativas. Hoy, somos seis clubes que tienen primera, pero solo tres de ellos contamos con categorías inferiores. Creo que ahí está el punto en el que hay que trabajar.

-¿Cómo tomaste esta irrupción de Gimnasia?

-Es buena, lógico. Es un equipo más que compite y es positivo, sino todo queda reducido a muy pocos equipos. Con la llegada de “Cuti” (Gustavo Argüeso) se reforzaron en un puesto en el que necesitaban hacerlo. Siempre habían tenido buenos perimetrales pero les faltaba juego interior. Con ese refuerzo se volvieron más competitivos, sumado a que jugar en su cancha es complejo. Se hicieron fuertes a partir de ello y llegaron adonde llegaron con mucho mérito.

-¿El scouting de la final pasaba justamente por frenar a Argüeso?

-Creo que más que frenar a algún jugador determinado, la clave era imponer un ritmo de juego que nosotros podíamos llevar y ellos podrían sostenerlo solo hasta cierto punto. Reconozco que al primer juego lo planteamos mal. Salimos a especular, teniendo en cuenta el cansancio que acumulamos por la seguidilla de partidos, y nos salió mal. Entramos defendiendo en zona, algo que no hacemos habitualmente, y nos sacaron una diferencia amplia que nos costó remontar. Cuando logramos pasar al frente, no decidimos ni resolvimos bien. Pagamos en lo físico, entre el cansancio que traíamos, el esfuerzo que hicimos para remontar el partido y las dimensiones de la cancha. Pero lo que hicimos en el segundo tiempo nos sirvió para los dos juegos restantes de la serie.

-Y consiguieron darla vuelta.

-Sí, en el segundo partido los presionamos en toda la cancha y tratamos de sacar ataques rápidos. Nos alcanzó, pudimos ganar con tranquilidad, aunque no estuvimos finos para el aro, ellos defendieron mucho tiempo en zona. En el tercer juego, salimos igual, a presionar, hicimos mucho desgaste, los chicos corrieron muchísimo, en esto hay que reconocer el gran trabajo de Claudio Orbaiceta (el preparador físico). En determinado momento, jugamos nueve partidos en catorce días, y ninguno de ellos con un trámite tranquilo, en el que pudiésemos regular.

-¿En el tercer partido de la serie ante Gimnasia ya hubo un conocimiento distinto de esa cancha tan particular al haber jugado un semana antes?

-Sí. Nuestro porcentaje de lanzamientos subió. No es un dato menor, los tableros son de madera, chiquitos, están torcidos. Es difícil pero hay que jugar, al momento en que empieza el partido no hay excusas. Además, en el tercer partido, fue complicado porque el partido se demoró más de una hora por el humo que había de las bengalas, no se podía respirar, tuvimos que sacar el equipo de la cancha. Los chicos demostraron mucho carácter y la diferencia de jerarquía entre ambos equipos, sin desmerecer el potencial de Gimnasia, nosotros tenemos varios chicos que han jugado en categorías superiores y tienen otro nivel.

-La final presentó un marco inusual para lo que es un torneo que en los últimos años se ha visto devaluado. ¿Es algo que les dio un interés especial por ganarlo?

-Sí. Lo primero que nos motivó fue haber dejado afuera a Independiente en semifinales. Es como que no querés desperdiciar la posibilidad de quedarte con el título una vez que eliminaste al “1”. Lo que se vio en la final fue hermoso, yo no lo había visto nunca. Con gente de Unión en la cancha de Gimnasia y viceversa. Hubo mucho colorido, fue algo muy lindo, hay que felicitar a los dos clubes por lo que brindaron. Ojalá se pueda mantener, porque si queda en esta única vez, no tendrá mucho sentido.

-¿Cómo es dirigir a “Pope” Bautista?

-Antes que todo, lo considero un amigo. Es un tipo que, desde el primer día en el que llegó al club, se brindó y estuvo siempre a disposición para lo que sea necesario, para entrenar, para jugar, para quedar afuera y apoyar, nunca tuvo problemas, siempre fue muy positivo. Es algo que siempre le reconocí y agradecí. En este último año ha estado más abocado a su función de dirigente. Ha jugado poco, pero lo ha hecho en momentos en que lo necesitábamos. Que un tipo de su edad haga el sacrificio que hace es siempre positivo.

-Te tocó dirigir en el torneo local y Zulberti lo hizo en el de Olavarría, pero los roles no varían demasiado en el trabajo de la semana.

-Claro. Apenas Carlos llegó al club, nos repartimos las tareas así. El año pasado, como él recién arribaba, se dedicó más que nada a preparar el equipo para el Provincial y terminé dirigiendo en ambos torneos. En la semana trabajamos bien, no hay ningún tipo de problemas.

-¿Cómo está el equipo con vistas al Provincial?

-El equipo está recuperándose, en el año no hemos tenido el plantel completo para trabajar como queríamos. Terminada nuestra participación en el torneo de Olavarría, les hemos dado vacaciones a los chicos hasta el lunes (por mañana). Nuestra intención es reforzar el juego interior, porque tenemos solamente a Juan Pablo (Trapote), y quizá traer también un “2”. Nahuel Jerez está entrenando con nosotros, pero no sabemos si se va a quedar. Esos son los puestos a cubrir, y obviamente apuntamos a recuperar y mejorar lo que ya tenemos. Hemos visto un gran crecimiento en Dardo Dottavio, uno de nuestros juveniles, quien ha tenido una muy buena participación en el torneo local y en el de Olavarría, y lo contamos como un jugador más de la rotación.

-Arrancarían con un plantel muy similar al del inicio de la temporada pasada.

-Claro, falta “Nacho” Popp, que está complicado con su trabajo y no sé si estará. Y tenemos como incorporaciones a Facundo Grutzky y Franco Tosti, un chico de La Plata que apenas lo conocen en el ambiente pero con nosotros viene entrenando desde el año pasado, entre una lesión y cuestiones laborales no pudo tener continuidad en la competencia.

Gentileza: http://eleco.com.ar

Comments are closed.




A %d blogueros les gusta esto:
-->