LA LUCHA DE UN GRANDE

Juan Alberto Poteca, un apasionado del basquet
Un par de cosas quedan tremendamente claras por estas horas. El enorme y bien ganado respeto que se ha ganado Juan Alberto Poteca por su gran profesionalismo para manejar la información deportiva. Y también, un escalón más abajo, su estrecho vínculo con el basquet, deporte al que siempre le dedicó una especial y fina atención, más allá de relatarlo con una pasión y un detalles que nunca olvidaremos.
De público conocimiento es que Juan Alberto no atraviesa por su mejor momento en cuanto a su salud. Su voz, que lo ha caracterizado como líder en emisiones radiales, ha sufrido un desgaste y eso le ha provocado trastornos delicados, que de igual manera afronta con entereza y valor, a tal punto que se dedica en escribir a través de redes sociales como el facebook, muy bonitas historias generalmente relacionadas con el deporte mismo, pero otras veces también de la vida, lo que hace más que interesante cada una de las lecturas que propone últimamente Juan a través de su pluma, y luego que sus cuerdas vocales le hayan puesto un freno a una dilatada, exitosa e intachable trayectoria periodística.
Varias veces dialogué con Juan Alberto de basquet. Sabias palabras del maestro, como en la mayoría de las oportunidades. Lo primero que recuerdo es su tremenda admiración por José Ignacio “Polo” De Lizaso. Al ser oriundo de Tres Arroyos, y dada la cercanía geográfica con Bahía Blanca, Juan siguió muy de cerca la etapa dorada del basquet bahiense, donde “Polo” fue estandarte de lujo, junto a Cabrera, Fruet, Cortondo, Monachesi y tantos más. Luego de la creación del Círculo de Periodistas Deportivos que con tanto orgullo integra, en esa notable idea de Leonardo Menna, otro gran apasionado del deporte y también admirador de Juan y su equipo, en cada una de las fiestas “Polo” siempre es invitado como una figura estelar, de esas que engalanan y jerarquizan cualquier fiesta que nuclea a los mejores y más destacados deportistas de la ciudad.
Otro tema que recuerdo gratamente, quizás por haberlo vivido muy de cerca, un relato inolvidable de Juan Alberto en uno de los momentos soñados del paso de Rivadavia por la Liga Nacional. Una noche de miércoles en el Piso de Deportes, quedará para todos los tiempos la voz de Juan inmortalizada para gritar largo rato una jugada que quedará grabada por siempre en las retinas de todos los amantes al basquet necochense. Liga Nacional B y Boca Jun iors de la Capital Federal le ganaba a Rivadavia por un punto a falta de 3 segundos. La pelota era albiazul que atacaba al aro que da espaldas a la calle 46, el de la entrada. Reposición lateral y casi no había tiempo para nada. Saca Roberto Craig se interpone un jugador boquense y nuevo lateral. Ahora quedaban 2 segundos … El relato de Juan cada vez más tenso, al igual que los corazones que colmaron esa noche increíble el Piso de Deportes. Nueva reposición y el pase exacto de Craig para la figura esbelta de Neal Robinson, que logró escapar por una milésima de su marca, y tirar un triple obligado, porque se terminaba el tiempo. La chicharra sonó cuando la pelota iba en parábola descendente. El público contenía el aliento pidiendo que esa bola entre. Fue todo tan rápido que cuando la pelota entró y el las manos arribas del genial Neal corriendo para su aro, fue todo una misma cosa. Momento sublime del basquet que Juan Alberto relató y sintetizó como lo pueden hacer sólo los grandes de verdad.
También recuerdo que Juan Alberto Poteca siguió toda esa campaña de Rivadavia en el vertiginoso ascenso de la Liga Nacional C a la B, con viajes por todo el país. Recuerdo uno muy especial hacia el Sur, a Puerto Madryn, en un micro que compartían jugadores, periodistas, cuerpo técnico y dirigentes. En ese viaje de jueves a lunes, Juan cultivó una muy linda amistad con mi padre. Largas charlas en un viaje muy extenso, con el objetivo de relatar las alternativas de los deportistas necochenses que trascendieron las fronteras, en este caso a través del basquet, hermoso y apasionante deporte.
Cuando Rivadavia jugaba la Liga Nacional B, Huracán decidió jugar la Liga Nacional C en el Estadio “Gigante” aprovechando la euforia y la pasión que se había instalado en la ciudad con este deporte. Y recuerdo un almuerzo de confraternidad realizado en la sede del “globito” de avenida 58 y 79, entre los dos presidentes, el contador Carlos Alfredo Almassio por un lado, el ingeniero Juan Alberto Arano por el otro. Dos grandes instituciones unidas por el basquet, y a favor del crecimiento de este juego en toda la ciudad. En el albirrojo la figura del bahiense Roberto Juanpataoro, un perimetral temible por sus lanzamientos de media y larga distancia, y en el albiazul los carismáticos Leroy Moreno y Neal, para compartir otro gran momento del que participó Juan Alberto como invitado y figura enblemática en una comida singularmente especial.
Ya mucho más acá en los tiempos, Poteca y su radio se basaban en las siempre completas reseñas diarias de Neconaranja (al igual que todos los medios locales, ya sea radiales, virtuales o televisivos) para informar a su audiencia del acontecer del basquet lugareño, y la marcada supremacía que ha ejercido Villa del Parque en estos últimos tiempos. Juan tuvo a Cristian Salto un referente entre del basquet local, para informar e interiorizarse. Una virtud de los grandes periodistas.
Relacionarse con gente que entiende del tema. Nada de improvisaciones… Todo elaborado y ordenado. Una sana y fiel característica de Juan Alberto Poteca. Un señor periodista. Un extraordinario profesional. Muchas fuerzas amigo !!!!
El basquet en particular y el deporte en general, te acompañan y te alientan en este durísimo partido. Todas estas muestras de cariño permanente reflejan un accionar por la profesión que te dignifica. Y te hacen muy grande. Sabemos que la lucha es desigual y despareja, pero Juan Alberto Poteca luchará con todo. Así en el deporte como en la vida misma.
Salud periodista de raza … Mucha salud señor relator !!!!
LA LUCHA DE UN GRANDE
Por un dificil momento esta pasando un maestro del peridismo y excelente persona, como es Juan Alberto Poteca. Desde hace algun tiempo ha librado una dura y desigual lucha contra una cruel enfermedad y la esta luchando con enorne entereza y valentia, como lo hizo siempre para afrontar la vida. Por estas horas su estado de salud se ha agravado, por lo que pedimos por el, para que siga conservando las fuerzas para seguir con su lucha. Por eso, desde nuestro espacio y desde todo el ambiente del basquetbol estamos con Juan dandole fuerzas y pidiendo por el.
VAMOS, FUERZA JUANNN!!!
 Leo Menna

Comments are closed.




A %d blogueros les gusta esto:
-->