LA MEJOR VERSION DE “MACHACA”

CON 22 PUNTOS DEL NECOCHENSE LEANDRO MATEO INDEPENDIENTE DE TANDIL SIGUE LIDERANDO INDEPENDIENTE 77-EL FORTIN 68

14344695_1305098036168230_633493649304604610_n

Independiente terminó más desahogado de lo que sugería el desarrollo y se llevó un valioso triunfo sobre El Fortín de Olavarría, lo que le permite afianzarse como líder del grupo 1 de la Zona Sur del Provincial de Básquetbol, tras la disputa de la quinta fecha. Un sólido tercer cuarto le dio la diferencia al rojinegro, que encontró la forma de quebrar a un equipo aguerrido y con buenas individualidades como el de Irineo Galli.

Ese tercer capítulo fue clave para desatar el nudo de un partido que había sido punto a punto durante los primeros 20 minutos. El buen comienzo de Facundo Sanz, aprovechando algún posteo o un pick & roll, no le duró mucho a Independiente, que enseguida encontró con una defensa dura del visitante, que le impidió ejecutar los sistemas y encontrar tiros claros

Dos triples de Nicolás Lorenzo, lo mejor de El Fortín en ese primer cuarto, marcaron alguna diferencia en el marcador, que de todas maneras mantenía su paridad. Porque Independiente tenía el aporte de Federico Silveyra y Emmanuel Hartstock, que con su experiencia lograban encontrar algún resquicio rumbo al aro, ante la imposibilidad de generar ofensivas con juego colectivo. Así, el primer capítulo se cerró con ventaja visitante por un punto (22-23).

En el segundo cuarto Nicolás Rusconi comenzó la rotación, pero el ingreso de Juan Ignacio Ilero, Matías Gutkin y Federico San Martín no le aportó soluciones. Por el contrario el equipo se mostró desconcertado, más allá de la aplicación defensiva que mostraron todos. El regreso de Silveyra le dio un poco de oxigeno al equipo, y cuatro puntos seguidos del olavarriense cortaron la escapada de El Fortín, que había sacado seis de ventaja con la intensidad y el oportunismo de “Juani” Mateo (27-33 a 5’30” del descanso).

Silveyra siguió apuntalando al equipo desde el perímetro, porque Sanz y Jonathan Carabajal no lograban pesar bajo el cesto, a pesar de su ventaja física. El visitante tuvo un muy flojo porcentaje de libres en esa primera parte, y eso le impidió sacar provecho en el marcador. E Independiente, con un par de ataques individuales de Silveyra y Hasrtstock logró ponerse arriba 37-33, a 1’34 del cierre. Una buena asistencia de Carabajal para Sanz puso la máxima ventaja para el rojinegro (39-33), aunque un triple de Manuel González achicó la diferencia y la puso un poco más de acuerdo con lo que había pasado en el desarrollo (40-36).

La diferencia rojinegra

Las palabras de los técnicos y la pausa del entretiempo surtieron mejor efecto del lado local, que salió mucho más enchufado y le dio forma a un tercer cuarto casi perfecto. Se apoyó en una defensa muy agresiva y en el aprovechamiento de las chances de correr con la pelota. Apareció Leandro Mateo en su mejor versión, y se hizo difícil de detener para la defensa olavarriense (el necochense anotó 11 puntos en ese período). Hubo también un buen aporte de Lautaro Lanusse, Gutkin y Hartstock siguió mostrando su astucia para encontrar las mejores opciones ofensivas. Así, Independiente se escapó 57-41, a 4’12 para el final.

El Fortín bajó la intensidad defensiva, cometió muchos errores en ataque, y dejó que el local ganara en confianza hasta lograr una diferencia que parecía difícil de lograr algunos minutos antes. El tercer cuarto se cerró 62-45 y la victoria parecía encaminarse para el rojinegro si lograba administrar la ventaja en los 10 minutos finales.

Sin embargo, Independiente no bajó la intensidad, jugó con el mismo vértigo que El Fortín, que de la mano de Mateo e Ignacio Catanzaro se jugó las últimas fichas. Aún en ese desorden, Independiente mantuvo la diferencia, con el doble comando de Silveyra y Hartstock, que llevaron el equipo en medio de la defensa individual en toda la cancha que ensayaba El Fortín.

Esa estrategia de Galli surtió efecto, sin embargo, porque no le dio respiro a Independiente, que no encontraba la forma de frenar el ritmo y mirar el reloj y el marcador.

Un par de triples de Mateo y Néstor Briones mantuvieron la esperanza visitante, que acortó la diferencia a 11 faltando 5’51. Sin embargo, Independiente recuperó la iniciativa y sacó más luz en el tablero. El Fortín se jugaba patriadas individuales en cada ataque y era puro fervor para no entregarse antes de tiempo. Parecía todo resuelto para Independiente, pero apareció Catanzaro para ponerse el equipo al hombro y anotar nueve puntos seguidos, que pusieron el duda el triunfo local, porque faltando poco más de un minuto El Fortín se puso a 5 puntos (75-68).

Pero la remontada visitante no pudo concretarse. Sanz le dio un poco de aire a Independiente con una bandeja, y del otro lado el intento de triple desesperado de Mateo estuvo lejos de ser realidad. Por el contrario, su hermano Leandro terminó del otro lado con un doble sobre la chicharra final para redondear el definitivo 77-68.

INDEPENDIENTE 77-EL FORTIN 68

Federico Silveyra 13

Emmanuel Hartstock 15

Lautaro Lanusse 3

Leandro Mateo 22

Facundo Sanz 15

Leandro Fortete 0

Juan Ignacio Ilero 0

Federico San Martín 0

Matías Gutkin 9

Jonatan Carabajal 0

DT: Nicolás Rusconi

Nicolás Lorenzo 19

Ignacio Catanzaro 13

Juan Ignacio Mateo 16

Emiliano Coppero 4

Manuel Cichello 2

Néstor Briones 5

Manuel González 5

Atilio Borzi 4

Matías Menon 0

Estadio: Independiente.

Arbitros: Rodrigo García y Lucas Bianco

Parciales: 22-23, 40-36 y 62-45.

10735963_821229674595209_238635532_n

Comments are closed.




A %d blogueros les gusta esto:
-->