LAS ANDANZAS DEL GRAN “NEAL”

El americano mas famoso que paso por Rivadavia de Necochea dejo su marca en Bahia blanca  y se convierte en uno de los grandes mitos de nuestro basquet.  

181785_149618978425631_5712858_n

El día en que se puso en marcha la máquina llamada Pacífico

El 13 de julio de 1984, el verde superó a Ferro, por 87 a 68, en el Casanova. Fue el inicio de la Liga de Transición, en la que terminó tercero. Estudiantes, en tanto, finalizó en sexto lugar.

Por Fernando Rodríguez / ferodriguez@lanueva.com Para: http://www.lanueva.com/

El Casanova estaba a reventar. Había llegado el día. Pacífico, el club de barrio, con presupuesto austero y muchas limitaciones, aunque no con menos entusiasmo de sus dirigentes -encabezados por Mauricio Di Buo, Ricardo Montecchiari y Jorge Di Toto-, recibía al poderoso Ferro Carril Oeste.

La √ļnica medida deportiva que ten√≠a el verde era un amistoso que le hab√≠a ganado a Villa Mitre (sin Ipucha y Magri), cuatro d√≠as antes, por 110 a 73.

Los nervios eran generalizados. La gente se volcó en masa. La expectativa superaba cualquier pronóstico y, a la vez, ponía presión a los que iban a estar dentro de la cancha.

‚ÄúEn un momento sent√≠ ganas de vomitar‚ÄĚ, confes√≥ el rendidor Randy Burkert, uno de los elegidos por Jorge Severini para formar dupla con Neal Robinson, de 23 y 25 a√Īos respectivamente.

El 22-10 en 9 minutos trajo alivio. De todos modos, Ferro rompió la zona y cargó al rebote, para terminar 37 iguales el primer tiempo.

Faltaba la mitad. La ilusión de Pacífico ya estaba en marcha.

La energ√≠a, a partir de las piernas de Marcelo Richotti, permitieron el crecimiento del Zurdo De Battista, Burkert, Robinson y Jascowsky. El base todo hac√≠a posible. Huevo S√°nchez apost√≥ a esos cinco. Todo el tiempo. ¬°Incre√≠ble! Eran leones. Y el p√ļblico enloqueci√≥.

Se trataba del principio de una temporada inolvidable. Pac√≠fico hizo una primera rueda casi perfecta, ganando ocho de nueve, a partir de una defensa que recibi√≥ el menor promedio de puntos entre 10 (75,55) y una ofensiva de 89 puntos (4¬ļ).

Así y todo, un golpe duro que desmoronó parte de la construcción fue la sorpresiva partida de Burkert, empujado por su mujer, a quien la dirigencia había invitado a la ciudad.

No obstante, Pacífico llegó a semifinales contra San Andrés, a la postre el campeón (ver aparte).

En Villa Ballester perdió 95 a 88 y en el Casanova, en un final cargado de tensión, cayó por 92 a 91.

Al margen de este cierre, la historia indica que el verde se posicionó a nivel nacional obteniendo el tercer lugar.

Uno por uno

Promedios de puntos de Pacífico: Neal Robinson, 25,77 ppj.; Carlos De Battista, 17,05; Ottón Jascowsky, 17; Randall Burkert, 16,38; Marcelo Richotti, 12,83; Héctor Ceballos, 4,21; César Petroni, 0,57; Fernando Lliteras, 0,33 y Fernando Petroni no convirtió. DT: Oscar Sánchez.

Robinson, el goleador

El máximo goleador del torneo fue Neal Robinson, quien anotó 227 puntos en la primera rueda (25,22) y 237 en la segunda (26,33).

Contabilizando los mejores promedios -con un mínimo de nueve juegos- así se escalonaron: 1) Joseph Garret (Almagro de Esperanza), 25,82 puntos; 2) Neal Robinson (Pacífico), 25,77; 3) Jorge Carrizo (Instituto), 25,66; 4) Ernest Graham (San Andrés), 24,63; 5) Kenneth Hubert (Sport), 23,88; 6) Daniel Aréjula (River), 22,27; 7) Mario Milanesio (Atenas), 21,77; 8) Ricardo Rattone (San Andrés), 21; 9) Kenneth Barnes (Estudiantes), 21,20; 10) Adolfo Perazzo (Boca), 20,88; 11) Daniel Montanini (Sport), 20,52; 12) Marcelo Duffy (River), 20,33; 13) Tommy Minor (Boca), 19,11; 14) Edgard Parizzia (Boca), 18,35; 15) Antonio Rubiano (Instituto), 18,28; 16) Carlos De Battista (Pacífico), 17,05; 17) Ottón Jascowsky (Pacífico), 17; 18) Claudio Severini (Estudiantes), 16; 19) Randall Burkert (Pacífico) y 20) Rubén Mignani (Sport), 16,22.

10735963_821229674595209_238635532_n

Comments are closed.




A %d blogueros les gusta esto:
-->