LOS 20 DEL DESARROLLO

Los 20 jugadores a seguir y estudiar en esta Liga de Desarrollo

Compartimos 20 nombres que por potencial o presente, prometen ser animadores de la edición 2017 de la LDD.

ldd_3

Lautaro López (San Lorenzo): El base es uno de los jugadores más talentosos que verá el torneo y tiene el potencial para marcar un desequilibrio excepcional a este nivel. López, que participará del Básquet Sin Fronteras NBA durante febrero, posee muchísimos recursos anotadores y seguramente se sume entre los máximos goleadores de esta edición de la LDD. Técnica pura.

Santiago Vaulet (Bahía Basket): Cuando gane ritmo tras su prolongada lesión, Santiago Vaulet promete ser uno de los animadores más importantes de la LDD 2017. El escolta seguramente será el líder del bicampeón Bahía Basket, e intentará repetir lo hecho por su hermano Juan Pablo y Máximo Fjellerup, campeones y más valiosos de las ediciones 2015 y 2016 respectivamente.

Juan Ignacio Marcos (Peñarol): Hablando de bases picantes, que decir de Juan Ignacio Marcos, un año más joven que López (tiene 16) pero con similar desequilibrio anotador. Marcos es 1-2 que brilla con la pelota en sus manos, es un excelente atleta y también un muy buen tirador de tres. A pesar de la ventaja que dará en edad, promete ser uno de los atractivos más grandes del torneo.

Leonardo Lema (Atenas): Lema ya tiene minutos en el primer equipo de Atenas, por lo que habrá que ver cuánto se lo usa en la LDD. Cuando juegue, podrá marcar diferencias a ese nivel, con su físico y capacidad atlética. Mientras progresa en ataque, ya es un jugador desequilibrante en lo defensivo y una pesadilla en el campo abierto.

Lautaro Berra (Obras Basket): Berra ya fue uno de los jugadores de poste bajo más determinantes de la pasada edición y promete repetir en el 2017. Viene arrastrando una lesión que no le ha permitido ver minutos en Liga Nacional, pero si se recupera, debería tener algunos de los mejores números de la competencia.

Agustín Caffaro (Boca): Aunque está teniendo más minutos en la rotación de Ronaldo Córdoba, Caffaro seguramente tendrá participación en la LDD. El pivote es un diamante en bruto, que debe seguir mejorando la parte física y técnica, pero que posee herramientas poco comunes para nuestro básquet.

Fernando Zurbriggen (Obras Basket): Veremos cuántos minutos tiene, ya que pertenece a la rotación estable de Casalanguida. De todas formas, cuando juegue marcará diferencias con su aporte completo en todos los rubros. A pesar de sus 19 años, juega como un veterano.

Iván Gramajo (Ferro): Gramajo necesita recuperar su forma y qué mejor manera que liderando a Ferro en la LDD. El escolta no ha tenido demasiados minutos en las pasadas dos temporadas de Liga Nacional, pero con su velocidad y gran mano, puede ser determinante a este nivel.

Juan de la Fuente (Quilmes): El hijo de Estaban es uno de los grandes proyectos de la generación 2000 y ha tenido muy buenos rendimientos a nivel seleccionado juvenil. A pesar de su corta edad (16), su potencia física hace que pueda marcar diferencias, incluso contra rivales 4 o 5 años más grandes, como los que enfrentará en la Liga de Desarrollo.

Lisandro Fernández (San Lorenzo): Fernández es uno de los tantos jugadores de San Lorenzo con experiencia a nivel juvenil. Se trata de un escolta que si bien debe pulir ciertos aspectos de su juego, tiene mucha potencia física y una buena mano de tres puntos. Gran oportunidad para potenciar su evolución.

Julián Ruiz (Quimsa): El base de la Fusión es otro de los que promete anotarse entre los máximos anotadores del torneo, con un desequilibrio en el 1 vs 1 exquisito. Será de lo más entretenido para ver en esta LDD.

Tomás Chapero (Bahía Basket): Con tan solo 15 años, Chapero es uno de los mejores proyectos de internos que tiene nuestro básquet. Es probable que todavía no vaya a tener tantos minutos, pero cuando esté en cancha, será muy interesante seguir su evolución. Su combinación de altura, tiro externo y coordinación, ilusiona.

Andrés Bodach (Regatas): Todavía debe alcanzar una maduración, pero el ala pivote de Regatas promete mucho con su altura, velocidad y tiro de frente al aro. Con solo 16 años, todavía le cuesta un poco a este nivel.

Lucas Gallardo (La Unión): Con tan solo 15 años, Gallardo es una de las apariciones más importantes del último tiempo, y se proyecta como un base por encima de los dos metros de altura (ya está cerca). Es pensante en la conducción y sumamente versátil.

Franco Alorda (San Martín): Se espera un salto de calidad en el alero de San Martín y la LDD 2017 es su gran chance. Será uno de los jugadores más atléticos del certamen y veremos cuánto logra aprovechar esa enorme virtud.

Nicolás Franco (Peñarol): Junto con Berra, es quizá el mejor jugador de poste bajo entre los juveniles. Tiene muchos recursos y buenas manos para esa función, aunque debe seguir extendiendo su repertorio fuera de la zona pintada.

Máximo Milovich (Obras Basket): Milovich es otro de los buenos proyectos de la generación 2001, combinando gran altura y longitud, con un básquet técnico y versátil.

Gonzalo Romero (Quimsa): El escolta de Quimsa es un perimetral de enorme entrega defensiva y potencia física, que en la Liga de Desarrollo también puede ser decisivo en ataque. Será interesante ver cuán certero puede estar con su tiro de tres.

Gastón García (Argentino): A pesar de no haber tenido el roce de algunos de sus contemporáneos a nivel seleccionado, García es un base muy técnico e inteligente, con buena mano y conducción. En cuanto a rendimiento, seguramente será de lo mejor de esta LDD.

Franco Baralle (Atenas): Es el líder de una camada de Atenas que ha tenido excelentes resultados en las categorías juveniles, con una electrizante capacidad creativa y poder de gol.

Juan Estévez / juanestevez@basquetplus.com
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
10735963_821229674595209_238635532_n

Comments are closed.




A %d blogueros les gusta esto:
-->