OTRO CLASICO PARA “MACHACA”

Barroso y Mateo, en la antesala de otro clásico

web_machaca-810x540

ESCRITO POR:  PARA: http://eleco.com.ar

El viernes, desde las 21.30 en Villa Italia, Unión y Progreso e Independiente sostendrán el tercer clásico tandilense de la edición 2016/17 del Provincial de Clubes de básquetbol.

La tradicional rivalidad se verá potenciada por la actualidad de ambos en el certamen, dado que estará en juego el liderazgo de uno de los triangulares de la zona Sur, en la segunda fase. Los rojinegros marchan medio punto arriba de los tricolores, que irán por un triunfo que les permita adueñarse del sitio de privilegio.

Ezequiel Barroso es el base titular de Unión y Progreso, y Leandro Mateo el líder del juego interior de Independiente. Ambos vivieron la previa junto a El Eco de Tandil:

-Suele decirse que en los clásicos no importa cómo llega cada equipo.
Barroso: -Coincido con eso, aunque las semanas previas marquen un poco el rumbo de cada uno. Para nosotros, es un partido fundamental, no solo por lo que significa Independiente y el momento que está pasando. Para Unión es clave pensando en cerrar la identidad de juego que venimos tratando de plasmar en los últimos partidos.
-¿Independiente llega con alguna duda tras perder con El Fortín y antes vencer a Ateneo sin convencer?
Mateo: -Llegamos bien. Tenemos en cuenta que esta vez estaremos en igualdad de condiciones, luego de que en el último clásico teníamos lesionados y muchos partidos encima, algo que sentimos mucho físicamente. Nos quedó un sabor amargo por no haber podido enfrentarlos de igual a igual. Ahora no tenemos excusas, es un buen partido para la ciudad, hay una linda rivalidad y para ellos es una buena oportunidad porque si ganan quedan punteros. Hay motivaciones para los dos.
-¿Suponés que será un partido más parejo? La diferencia de casi 30 que sacó Unión no es la que existe entre ambos.
Mateo: -Seguro. Me parece que ellos tampoco creen que exista esa diferencia entre ambos. Se dio así, ellos fueron muy superiores en un partido que nos pesó mucho en lo físico. Unión jugó muy bien y nos superó basquetbolísticamente.
-Unión llega de forma inmejorable, con tres victorias consecutivas por amplio margen.
Barroso: -Sí, hemos logrado entender cuál es el rol de cada uno, en qué momento necesitamos a determinado jugador. Obviamente, las victorias te dan ese plus de confianza, fundamental para afrontar un partido como el que tendremos el viernes.
-¿Los sorprendió a ustedes mismos lograr dos triunfos como visitantes con tanta holgura?
Barroso: -El de Los Andes, sobre todo. Es un rival duro, que nos ganó los dos partidos de la primera fase. En el final se abrió a nuestro favor, pero si nos preguntabas en la previa no esperábamos un partido así. Pudimos sacar esa diferencia porque supimos golpear en momentos justos.
-¿Qué representó para vos la llegada de Alejo Meire?
Barroso: -Primero, le dio un salto de calidad muy importante al plantel. No solo por la carrera que ha tenido, sino por su nivel actual, más allá de que tenga que ponerse un poco mejor en lo físico, algo lógico por haber estado parado un tiempo. En cuanto a mí, en particular, descomprime muchísimo mi tarea, es un base que toma muchas decisiones. En momentos, jugamos juntos y nos vamos alternando la conducción del equipo. Además, es un pibe bárbaro, se metió muy bien en el grupo, llegó en el momento justo.
-¿Y la llegada de Facundo Sanz a Independiente?
Mateo: -Nos da un poco más de esa juventud que necesitamos, es un jugador muy activo, con muchas ganas de aprender. Tiene muchas condiciones y lo necesitábamos para ese puesto, además de que precisábamos alargar el plantel. Somos una mezcla perfecta entre experiencia y juventud, pero los experimentados tenemos mucha edad y en un partido “chivo” uno, a la larga, se siente cansado. La idea es que los jóvenes aparezcan en esos momentos.
-Existen opiniones diferentes acerca de la importancia de jugar como local este clásico.
Mateo: -Es innegable que te da una ventaja jugar en la cancha en la que entrenás siempre. Después, nosotros no tenemos gran cantidad de gente que vaya a todos lados y meta presión. Ellos, de locales, se sienten mucho más por la cantidad de gente que llevan, sobre todo en los clásicos.
Barroso: -Jugar de local es un plus, por la gente y por estar en la cancha en la que entrenás. Desde la entrega, no podemos guardarnos nada, la gente nos sigue y nos genera la responsabilidad de responderle, más que nada con el sacrificio. Por el público y también por nosotros mismos.
-¿Vas acercándote a lo que te pide un Zulberti al que se lo ha visto irascible con vos?
Barroso: -El es así con todos los bases, y conmigo especialmente porque tiene mucha confianza. Lo conozco desde que tengo 6 ó 7 años, prácticamente me crié a su lado, y a la hora de renegar conmigo se suelta un poco más que con otro. Pero siempre me ha demostrado confianza y me parece que de a poco le estoy respondiendo. Yo estoy cómodo y en ningún momento me siento sofocado por sus reclamos, sé que son cosas de los partidos y no me molestan para nada.
-¿Sería especialmente frustrante perder el liderazgo a manos de Unión?
Mateo: -La punta es algo para defender, sea cual sea el rival. No es fácil lograr lo que logramos, es un momento importante del torneo aunque todavía quedará toda la segunda rueda del triangular después del partido del viernes. Aún te podés levantar si sufrís un tropezón, lo que nosotros necesitamos es encontrar nuestro mejor juego. Estamos trabajando en lograr una identidad.
-Es casi un hecho que ambos equipos clasificarán a los play off. ¿Miran de reojo la tabla general?
Barroso: -Nuestro objetivo principal es que la clasificación esté garantizada. Tenemos que seguir trabajando y mejorando muchísimo. Después, se verá cómo se pueden dar los cruces. El torneo ha sido irregular, en la primera fase algunos equipos marcaron diferencias y ahora se ha ido equiparando. Siempre hay sorpresas, por ahí un equipo que pintaba para primero termina cuarto, o al revés.
Mateo: -Debemos ir paso a paso, hemos hecho las cosas bien en el torneo, por lo cual no estamos tan lejos de cumplir el objetivo de terminar bien arriba. Hay que ajustar ciertos detalles, porque la diferencia que teníamos en la primera fase ya no es tan grande. No podemos permitirnos errores que cometimos en la primera etapa del torneo.
-¿Unión llegó a un techo con esta mejoría o aún tiene margen para evolucionar?
Barroso: -No tengo dudas de que podemos dar más. De hecho, Alejo (Meire) se incorporó recién y tiene que seguir conociéndose con nosotros. Y en lo individual, también hay jugadores que podemos seguir mejorando.
-¿Cómo convivís con tus dolores de rodilla?
Mateo: -Estoy mucho mejor, en un 80 por ciento. Lo que me falta no tiene tanto que ver con lo físico, sino con la falta de ritmo de juego. Para mí es importante estar entrenando con normalidad porque soy un jugador al que no le gusta perderse un partido ni un entrenamiento.
-¿Qué les representa jugar en una cancha que explote como seguramente ocurra el viernes?
Barroso: -Es una motivación. Tandil suele ser fría en cuanto a la concurrencia a los eventos deportivos, cuando se dan estos clásicos con tanto público te motiva y al mismo tiempo te genera una responsabilidad.
Mateo: -Por mi experiencia, me ha tocado jugar muchas veces con cancha llena. Por ahí les influye más a los jugadores jóvenes que no han tenido la chance de jugar muchas veces en ese contexto y de pronto se ponen ansiosos o nerviosos, algo que hay que manejar. Es un lindo partido, hay que disfrutarlo. No deja de ser un juego de básquetbol con gente que conocemos y tenemos un buen trato, claro que cuando la pelota va para arriba hay que ganar.
-¿Es un partido que deja su mella o al día siguiente se da vuelta la página como siempre?
Mateo: -Y… si lo perdés, duele. Como también se disfruta mucho ganarlo. Y en este caso se da que estamos prácticamente compartiendo la punta. Seguramente se va a sentir mucho lo que pase.
Barroso: -Para nosotros un triunfo sería fundamental. Una derrota nos dolería muchísimo, tendríamos que volver a levantarnos, sobre todo en lo anímico.

Anticipadas

Quienes deseen adquirir su entrada anticipada para el clásico del viernes pueden hacerlo en la sociedad de fomento Unión y Progreso (Quintana 450), de 9 a 12 o de 17 a 20. O bien comunicarse con el dirigente “Pope” Bautista al 154-602822.

Entre viernes y sábado

La tercera fecha de la segunda fase de la zona Sur del Provincial se desarrollará entre viernes y sábado.
Además del clásico tandilense, habrá sendos encuentros en Olavarría. El Fortín recibirá a Los Andes de Punta Alta, el viernes a partir de las 21.30, mientras que al día siguiente Racing será anfitrión de Ateneo, el otro elenco puntaltense, en idéntico horario.

NOTA GENTILEZA: http://eleco.com.ar

10735963_821229674595209_238635532_n

Comments are closed.




A %d blogueros les gusta esto:
-->