¿ VILLA, ES O NO ES UN GRANDE DE VERDAD?

NOTA: publicada en: http://primicias2262.com

¿Qué requisitos hay que completar para ser considerado equipo grande ?. La pregunta me viene porque cuando digo  que Villa del Parque es una institución -ya no digo un equipo de fútbol-, lo primero que me preguntan es .. ¿llenan la cancha ? . Y la respuesta es clara y concreta. La llenan, y además convocan muchísimo cuando salen de la playa.

De todas maneras, me repregunto… ¿Se necesita llenar la cancha para ser un grande de verdad ?. O existen otras razones realmente importantes, como una excelente dirigencia, que siguió la línea marcada por Eduardo Zubillaga y José Sirimarco, para convertir a Villa del Parque en una de las instituciones más pujantes y progresistas de la actualidad.

Gabriel Wasowsky, Julio Irigoyen, Adolfo Avila, por citar algunos, son directivos que tienen una mentalidad ganadora y alentadora, que le permiten a Villa un manejo de club prolijo y cristalino en todos los niveles.

Una cancha de fútbol muy bonita enclavada en pleno corazón del Parque Miguel Lillo, un trabajo en las divisiones inferiores que lo llevan a ser una cantera inagotable de grandes jugadores (Brian Mora, ejemplo de 15 años, figura en el Sub 15), más embajadores de buen fútbol que han deleitado a todo nuestro medio, con Gustavo Cárdenas y Pablo Dialeva como embajadores de ese entardarte bien definido para el “León” de la villa balnearia.

A todo esto debemos sumarle un correcto lineamiento futbolístico que lo lleva a ser protagonista en todas las categorías. Profesionales y grandes trabajadores encariñados con el sentimiento del club, como Hernán Casais, Pablo Vázquez, Germán Quiroga, Juan Ignacio Coria o el profe Nicolás Medina, para hacer realidad proyectos que se concretan en realidades, fortalecidos, por un equilibrio económico que va de la mano con una política de compra-venta cercano a la perfección, manteniendo siempre la competitividad de sus planteles.

Villa es además, la fortaleza de sus hinchas, seguidores y fieles como pocos, siguiendo al legado del inolvidable Santiago Raimondi, hoy sus hermanos Pedro y José, Fabián Varela, Nicolás Di Fiori, la familia Coria completa,  históricos como “Dipa”, Marcelo Bustos o “Gaviota” y tantos otros, que enrojecen su garganta de gritar por el Villa de sus sueños.

El basquet a través de dirigentes serios, responsables y honestos como Gabriel Wasowsky, Leonardo Menna, Patricia Pastrello, ha tenido en la ciudad un liderazgo indiscutido en la ciudad durante la última década.

A la luz de un entrenador probadamente capaz como Maximiliano Salguero, el club ha manifestado un sentido de pertenencia en el basquet local a la hora de los resultados, pero también en el momento de mostrar el lucimiento y el trabajo en las categorías formativas, donde hoy es figura el desgarbado y talentoso Saccomano, para heredar la figura de “Quique” Salguero, conjuntamente con los Roumec o el propio Hernán Pastrello, desde hace tiempo uno de los más destacados valores de nuestra ciudad.

¿Qué es un club de barrio? Así nació y creció en el barrio de la playa como así lo dice el grito de guerra de la fiel y seguidora hinchada villense. Que a partir de la década del 80 se proyectó primero a nivel local y regional, y enseguida a nivel provincial con aquella recordada participación en el Argentino B unos años más tarde.

¿Qué no es un equipo querido?. No creo, pero sí envidiado por simpatizantes de otros clubes por lo bueno de este presente de Villa del Parque.

Por eso, por todas esas razones y por muchas más, Villa es siempre protagonista, y ante tantos “grandes” devaluados, les pregunto estimados lectores: ¿Villa, es o no un grande de verdad ?

DE: http://primicias2262.com

Comments are closed.




A %d blogueros les gusta esto:
-->