HISTORIA GRANDE EN UN CARNET

Neal Cornelius Robinson quedará en el recuerdo de los necochenses amantes del Basquetbol por su paso por Rivadavia de Necochea en los gloriosos años que ” El Decano ” jugó la Liga Nacional desde mediados de la década del 80 hasta finales de la misma en el siglo 20.
El estadounidense de 2.03 mts de altura, poseedor de un gran carisma y talento basquetbolistico, además fue un exquisito jugador versátil y polifuncional que podía jugar en cualquier posición perimetral o como ala pivote con total naturalidad y eficiencia. Buena parte del éxito de taquilla que tenían las veladas cuando Rivadavia jugaba de local en su estadio ” Piso de los Deportes ” había que adjudicarselas al oriundo del Estado de Pensylvania de los Estados Unidos de América.
Sus largamente festejados triples y su magia y creatividad cuando ponía la pelota al piso desde el dribbling sorteando con facilidad defensores, culminando las jugadas en dobles con sin fin de recursos al anotar, generaban magnetismo en la multitud que partido tras partido llenaba el mítico Estadio de calle 46. Seguramente Neal, jamás hubiera imaginado, mas de 30 años después de su último partido oficial jugado en Rivadavia quedar en la historia grande del Basquetbol de Necochea, mucho menos aún de ser parte de la historia importante de La Liga Nacional de Basquetbol de Argentina que en un 24 de abril de 1985 lo encontró compartiendo cancha con ” cracks ” de nuestro Basquetbol como Marcelo Milanesio y Marcelo Richotti, en lo que fue el primer partido de la historia de la Liga Nacional, en un Pacífico de Bahia Blanca vs Atenas de Córdoba jugado en la cancha del club Independiente de la ” Capital Nacional del Basquetbol “.
La imagen de la nota muestra el carnet de la Confederación Argentina de Basquetbol que lo habilitaba con Licencia de jugador extranjero para competir en la Liga Nacional de Clubes para Rivadavia de Necochea en el año 1988 y el mismo estaba firmado por el aquel entonces presidente de la Federación de Basquetbol de la Provincia de Buenos Aires , el ” Indio ” Ángel Ismael Cerisola, que casualmente ese mismo año falleció ejerciendo el máximo cargo del Basquetbol federado bonaerense.
El año 1988 también comenzó a marcar la despedida de Neal Cornelius Robinson del Decano para quedar en la historia de nuestro basquet y dejar recuerdos imborrables en muchos de los que lo vimos jugar básquet y hasta ejerció influencia cautivando nuevos adeptos al deporte de la ” naranja” , al que hoy día siguen vinculados.

 

A %d blogueros les gusta esto: