¿VOS LO SABIAS?

EL DÍA QUE CAMPAZZO FUE CAMPEÓN CON OLAVARRÍA

El cordobés fue pieza clave del equipo U19 que se consagró en el Provincial de Junín. Las negociaciones y su llegada. Garino, el refuerzo que estuvo a punto de sumarse. Galería de imágenes

La foto es elocuente: el que corta las redes vistiendo la camiseta de Olavarría es Facundo Campazzo, el base que hoy maravilla al mundo en el Real Madrid y la Selección. Momentos antes de esa imagen el seleccionado local U19 se consagraba campeón Provincial con una tarea descollante del base cordobés. Los cómo, dónde y cuándo los cuenta José Pablo Rosatto:

“Después de ganar el zonal 2010 en Mar del Plata, que era un rival durísimo, teníamos el derecho de jugar el Provincial. Un día llega Pucho Maldonado y me dice ‘Campazzo quiere jugar para Olavarría’. Yo no lo podía creer”, cuenta.

Por ese entonces Campazzo ya sumaba minutos en el Peñarol campeón de Liga Nacional. Durante el zonal, el cordobés no representó a Mar del Plata por estar afectado a la Selección de 3×3. Olavarría tenía un muy buen equipo y para conformar el plantel del Provincial se podrían sumar tres refuerzos.

Allí Emiliano Coppero tuvo un rol clave. “El Coppe había jugado para Mar del plata el año anterior y ya había quedado contacto con él. Le había dicho ‘si yo jugué para Mar del Plata, vos jugas para Olavarría y Facundo aceptó”, recuerda en dialogo con Verte.

Gestionar un refuerzo de tal jerarquía parecía una tarea titánica, sin embargo hubo una predisposición total de todas las parte. ”Llamé a Domingo Robles el legendario presidente de Peñarol y me dijo que no había problema; el representante me dijo que le haga un seguro y no habría inconvenientes. Faltaba hablar con él para ver si era cierto. Cuando lo llamé me dijo que estaba encantado, que quería jugar”, relata Rosatto mientras recuerda algunos comentarios que se dieron en el seno de la ABO sobre por qué lo traerían “si no era de acá”. “Teníamos el permiso de Peñarol, las ganas del jugador y la autorización del representante ¿cómo no lo íbamos a traer?”.

“Me acuerdo que empezábamos a entrenar el lunes y viajábamos el jueves a primera hora así que le ofrecí que venga el jueves o directamente sumarse en Junín. El lunes a primera hora estaba en Olavarría”. El resto es historia. Olavarría ganó el Provincial de punta a punta. Victoria ante San Nicolás 81 a 66 (21 de Campazzo), luego derrotó a Junín 98 a 74 (21 del base), posteriormente a Bahía Blanca 82 a 73 (otros 21 puntos) y en el penúltimo partido salió campeón: 87-72 a Chivilcoy (con 30 concreciones del cordobés).

Más allá del evidente talento en cancha, todos destacan el valor humano de Campazzo. “Facundo es un fenómeno. Se adaptó al grupo enseguida, era un pibe más. Era un chiquilín, hay unas fotos manejando el colectivo haciéndose el gracioso. Hasta lo tuve que retar porque usaba el celular en la mesa. Siempre le digo a mi nena, lo reté a Campazzo no te voy a retar a vos por usar el teléfono”.

Un párrafo aparte merece el gran gesto de Emiliano Coppero qué no solo hizo la gestión para que Campazzo se sumara al equipo sino que también en el puesto que él hubiese ocupado. “Tuvo la grandeza de llamarlo mandándose al banco de suplentes con tal de que el equipo tuviera más potencial. Fue algo muy valorado y de hecho en el Argentino fue el capitán del equipo”.

Así Olavarria fue campeón campeón provincial por segunda vez en su historia (antes había sido en el 2001) y luego Buenos Aires terminó tercera en el Argentino en el que Campazzo jugó para Córdoba (que cayó en la final con Capital Federal).

El plantel campeón tuvo a Facundo Campazzo (Peñarol), Agustín Apreda (Necochea), Franco Giorgetti, Facundo Barreto, Matías Ruger (Mar del Plata), Gonzalo Alonso, Emiliano Coppero, Cristian Reingenborn, Emilio González, Franco Mariani, Maximiliano Morales y Francisco Méndez (el más chico, con 15 años) DT: José María Maldonado.

Garino, el refuerzo que el “Oveja” Hernández le quitó a Olavarría

La formación del plantel campeón U19 tiene una anécdota más. Estuvo a horas de sumarse Patricio Garino pero el “Oveja” metió la cola.

El fin de semana previo a que venga Campazzo a Olavarria viene otra vez el Pucho Maldonado y me dice ‘tenés que hacer gestiones por Garino’. En ese momento estaba jugando en un equipo universitario en Estados Unidos y de alguna manera Pucho se enteró que estaba viniendo a la Argentina” relata Rosatto. “’Tenés que hacer que juegue para nosotros’, me dijo”.

Conseguí el número de teléfono del padre de Garino y le plantee que si no quería estar parado y le interesaba podía jugar el torneo. ‘¡Sí, encantado!. Dame hasta la noche que te confirmo’, me dijo. Una locura. Cuando lo volví a llamar me dijo que Patricio quería jugar porque se enteró que iba a Facundo pero surgió un llamado de Sergio Hernández para ser sparring de la Selección Mayor en Salta. ‘Espero que lo sepas entender, pero él prefiere ir a jugar con la Selección’, me decía pidiendome disculpas”, rememoró entre risas José Pablo Rosatto.

Nota publicada en: https://www.verte.tv
Fotos gentileza José Pablo Rosatto.

A %d blogueros les gusta esto: